VIII Jornadas de Sexología en la UNED: Chocolate, mentol chino y educación sexual

“¿Cómo sabemos que alguien nos gusta?”. Esa fue la primera pregunta a la que tuve que enfrentarme yo y casi una veintena de asistentes que el pasado viernes estábamos sentados en el salón de actos de la Facultad de Educación de Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Comenzaban las VIII Jornadas Universitarias  Internacionales sobre Sexología de esta universidad, organizadas por su Facultad de Psicología.
A las 4 de la tarde y tras una larga peripecia en transporte público recorriendo la ciudad de sur a norte, las neuronas se activan instantáneamente al hablar de sexo, amor y desamor con la psicóloga María Pérez Conchillo-fundadora y directora del Instituto Espill.  Y es que estos tres factores “están siempre presentes en todas nuestras relaciones con los demás”, influyen directamente en la manera de comunicarnos y vincularnos.

“Porque todo te parece maravilloso”, rompió el hielo la primera persona en responder, “porque huele esa persona mejor que nadie”, añadió una chica sentada en primera fila mientras la totalidad de la sala nos mostrábamos cómplices de ello. En efecto, y en palabras de la propia Pérez Conchillo: “Nos sentimos bastante torpes cuando estamos ante alguien que nos interesa”, afirmaba al referirse a la primera fase del enamoramiento en la que se da –en jerga psicológica- el efecto fondo-forma. Este efecto, traducido para el resto de mortales que no somos psicólogos, es una de las leyes de la escuela de la Gestalt, según la cual nuestra percepción se fija en ver una figura (silueta) sobre un fondo, lo mismo que nos ocurre cuando  centramos la atención en una sola persona de entre mucha gente que se encuentra a nuestro alrededor.
“Hay cosas– como estas- para las que no tenemos explicación”, se rendía la psicóloga.

A pesar de esta derrota de la ciencia, María dedicó mucho empeño en contar los factores que influyen en el enamoramiento, y entre los cuales se puede encontrar el hecho de que nos sintamos atraídos por aquélla persona que menos genes tenga en común con nosotros “en los pueblos pequeños, el efecto forastero es muy potente”, recordó, y en su vertiente contraria remarcó la importancia de la ley de proximidad”, aquella que nos induce a desear a personas que tengamos en nuestro entorno cercano y cotidiano.

En el enamoramiento también entran en juego las hormonas que “son influyentes pero no determinantes”, matizó. Aunque después descubriríamos que esa influencia es muy explosiva. En su vertiente más positiva, “el chocolate siempre se ha asociado con el amor”, ya que nos dispara la hormona de la feniletilamina (FEA)– también presente en el chocolate- y esta a su vez aumenta la dopamina. “La dopamina nos lleva a sentir  plenitud y euforia al recordar los encuentros con nuestra pareja y a tener cambios de humor.”.  Hasta entonces todo nos parecía magnífico en el amor, sobre todo a los que habían levantado la mano declarándose amantes del chocolate. Pero María interrumpió nuestra  vie en rose: “yo siempre he pensado que las pasiones hay que quemarlas”- a propósito de que el amor también puede llevarnos a la obsesión.

enamoramiento hormonas         (Fuente imagen: https://eldiariony.com/2016/11/07/cuanto-tiempo-tarda-enamoramiento-verdadero-amor/ )

En ese punto la conferencia pareció convertirse más bien en una charla literaria de lo más romántica, cuando la psicóloga empleó una cita de Calderón de la Barca para enfatizar ese sentimiento obsesivo y compulsivo típico en adolescentes: “El amor sin locura no es amor”, ya que según ella, “Cuando una persona está enamorada realiza ciertas conductas que no las haría si no lo estuviese”. Nos estábamos adentrando en el conocido Efecto Romeo y Julieta.

Y de la literatura volvimos a la más cruda realidad: el amor ciego que sufren algunas de sus pacientes más jóvenes que estuvieron a punto de llegar a casos de violencia de género “por excesivo enamoramiento”. Tal y como explicó María, la amígdala es la encargada de hacernos sentir el riesgo, pero cuando nos enamoramos se debilita (Ver: efecto de cristalización, en el libro Del Amor, Stendhal, 1822). “Se deberían hacer más investigaciones sobre la dificultad de algunas mujeres para percibir el riesgo”- añadió en tono serio.

Las amígdalas de todos los asistentes se activaron cuando nos interrumpió la organización para avisarnos del cierre inminente de la cafetería, ya que el tiempo parecía no correr en la sala. La psicóloga, al reconocer que se había excedido en el tiempo de su ponencia, decidió amenizar el cierre relatándonos sus andaduras en las páginas webs de citas.

“El éxito en las relaciones muchas veces tiene que ver con el compromiso entre personas con similares personalidades”, es decir aquél sentir popular de “hacen buena pareja”. Para sorpresa de algunos, descubrimos que la web de citas Match se basa en la teoría de los 4 arquetipos de Helen Fisher– antropóloga estadounidense que investiga el amor romántico desde la ciencia. Según esta clasificación existen personas exploradoras (dominadas por la dopamina), directoras (vinculadas a la testosterona), constructoras (relacionadas con la serotonina) y negociadoras (regidas por los estrógenos). María nos instó a realizar el test y comprobar qué resultado obteníamos, aunque para ella: “Todos somos un poco de cada arquetipo”.

 

Para abordar el amor en tiempos de Internet, -sobre lo que alertó que en su experiencia profesional, se ha encontrado cada vez con más pacientes menores de 40 años que sienten soledad por estar acostumbrados a relacionarse mediante las nuevas tecnologías– María recomendó que cada persona estudie bien todo el abanico de páginas webs de citas antes de decantarse por usa una, ya que necesitamos saber lo que nos funciona a nosotros particularmente.

En su opinión Tinder resultaba agobiante por la multitud de mensajes recibidos para mantener relaciones sexuales ocasionales, -aunque haciendo un inciso  reconoció que no especificó información relativa a su profesión, ya que el hecho de ser psicóloga podría haber condicionado su estudio y perder objetividad, o que no se interesaran por ella. En el caso de Meetic, “para quedar con alguien debes estar poco tiempo con la persona, hay que quedar solo para tomar algo”, con esta fórmula se facilita discernir entre si te gusta o no la persona, sin sentirte obligada a pasar más tiempo del necesario con ella a realizar actividades incómodas. “Y si te atrae, siempre puedes alargar la cita.” –añadía hábilmente.

Las risas estuvieron aseguradas entre el público al detallarnos una anécdota que mantuvo con su amiga, la cual se sorprendió de que un hombre casado le hablara en  Ashley Madison– web de citas para personas casadas que buscan relaciones extramatrimoniales, que además  tuvo una reciente polémica con la Reina emérita Doña Sofía al incluir su imagen.
“Yo no sé qué querría significar eso…”- ironizó la ponente, a lo que una de las asistentes advirtió: “Cuidado con la Fiscalía, que nos están grabando”.

 

Por entonces ya conocíamos las claves del enamoramiento. Pero ¿y si la persona que nos gusta padece alguna disfunción sexual? ¿Cómo se resuelve la eyaculación precoz en pareja?

eyaculación precoz

Si algo pudimos sacar en claro de la intervención de Isabelia Segnini -sexóloga y terapeuta de parejas venezolana- fue que ni el mentol chino (antecedente de la viagra que se usaba para adormecer el glande masculino) ni los antidepresivos son soluciones viables para tratar el problema. La receta final, según ella, pasa por “combinar la terapia sexual con fármacos ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina).” Además de todo ello, hizo hincapié en la vital importancia de recibir una adecuada educación sexual, ya que muchas parejas caen en un ciclo de distorsiones del pensamiento: mientras el hombre cree que no sirve para nada y no es lo suficientemente bueno para satisfacerla, su pareja se llega a sentir utilizada y tratada “como un mueble”. Segnini fue contundente en sus conclusiones: “La sexualidad es para disfrutarla, no para padecerla” y “Todas las disfunciones sexuales tienen solución, y necesitan tratamiento”.

Durante el turno de preguntas surgió un debate interesante: ¿Cómo se enfrenta un terapeuta a un paciente arraigado a dogmas religiosos? Segnini, relató el caso de una paciente judía que padecía vaginismo a la que le propuso charlar con su rabino, quien finalmente le dio permiso para que se masturbara y pudiera solucionar su problema.

Tras la conferencia de Isabelia había quedado un interrogante sin resolver ¿Cómo educarnos sexualmente, si en palabras de Erika Pinzón “la educación sexual es una asignatura pendiente de los Estados”?  Según defendió Pinzón, los profesionales tienen que cambiar las actitudes sexuales de la gente siempre de forma positiva, ya que “se trata de un derecho humano”, y sentenciando que ”la educación sexual se tiene que dar desde que nacemos hasta que muramos”.  Esta educadora sexual colombiana- que se explayó contando cómo su infancia transcurrió entre libros de psicología y cuentos para la educación sexual, como Feliziano, leer para ser ciudadanos (escrito por su madre),- nos recordaba que trabajaba para que casos como el de una presidenta latinoamericana obligada a dimitir por ser lesbiana no se volvieran a dar.

Los dos ingredientes básicos para una adecuada educación sexual, según la receta de la chef, fueron: educar con un enfoque holístico no solo en colegios (con niños y padres) sino también en comunidades religiosas y en entornos de vulnerabilidad social.
El término holístico- para personas que como yo no éramos psicólogas en aquélla sala- significa dar una visión de 360ª sobre la sexualidad, que no se centre exclusivamente en la prevención de las ETS, sino que vaya más allá y “reconozca los riesgos, valores y afectos” de cada persona. Tal y como remarcó Pinzón “No hay una edad fijada para nada, cada persona va descubriendo la sexualidad a su tiempo.” Nos quedamos con esa última reflexión hasta las jornadas del año que viene. Para conocer todos los detalles del eventos, podéis encontrar las grabaciones de las jornadas completas en este link.

Sexología UNED Erika Pizón(Erika Pinzón en las VIII Jornadas Universitarias Internacionales de Sexología UNED)
Imagen propia.

 

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s